Articles

Mexico’s Wildest Football Rivalry | Americano Episode 4


Estamos en el Estadio Azteca, donde los Chargers juegan como
locales contra los Chiefs. Este es el juego anual de
la NFL en México. Y la gente está enloquecida. Lo que demuestra que no solo tienen
una base de fanáticos aquí, sino que también hay una pasión y emoción
auténticas por vivir este deporte. Pensábamos que no existían
otros como nosotros. Es un momento épico en mi
vida, indescriptible. El futbol americano no es algo
nuevo en México. El primer partido que se jugó
aquí fue en 1897. Y esa historia nos recuerda una
rivalidad que ha durado por décadas y también a los apasionados
fanáticos que enloquecen cada vez que la NFL está en el país. Por eso estamos aquí, para hablar con estudiantes atletas
y los fanáticos locales y así averiguar qué motiva su pasión
por el futbol americano.El clásico Poli-Universidades siempre una gran jornada
del futbol americano…México tiene una relación de largo
tiempo con el futbol americano. Durante la cual, la rivalidad más importante ha sido entre
los Pumas y las Águilas blancas, los equipos de las dos universidades
públicas más grandes del país. El entrenador Joaquín Castillo fue mariscal de campo de los
Pumas de la UNAM. Platicamos con él para entender que hay detrás de la historia de
esta legendaria rivalidad. El futbol americano tiene más de cien
años de haber iniciado en este país. En los años 20 fue cuando nació
el equipo de la Universidad. Unos años después ya salió el Politécnico, pero sí, bueno, data de muchos años.
Es una historia muy larga. De ahí se empezó a dar esta rivalidad. Yo creo que ha sido la parte
más importante, ¿no? Yo digo que es la columna
vertebral de nuestro futbol. O sea, cuando Pumas y Poli están bien, nuestro futbol americano está bien.Preciosa jugada y el primer
touch de la tarde.¡Touch del Poli!Y cuando la jugada se consuma,
viene la respuesta de allá arriba.Las clásicas porras de…Es un fenómeno muy especial, ¿no? El clásico Poli-Universidad. Y habrá clásicos en el soccer
como el América-Pumas, pero, ¿sabes qué? Para mí el clásico, el primer clásico que hubo
y que sigue siendo, es el Pumas-Poli. Para entender lo que significa
este juego hoy en día, nos reunimos con Luis Adán Ochoa, capitán de las Águilas blancas, el equipo de la institución
rival de la UNAM. Como jugador de Águilas blancas, ¿qué significa esta rivalidad
con el Pumas para ti? Hoy, yo te podría decir que es el
orgullo entre instituciones. Yo creo que el Politécnico
y la Universidad son las dos grandes instituciones
académicas que tiene México. Entonces, a nivel deportivo, yo
creo que no es diferente, ¿no? Y al final es entregar todo
para decir, pues, deportivamente hablando,
somos el número uno. ¡Corriendo! Nadie camina.
¡Córrele! Cuando estás entrenando para un clásico, te mentalizas pensando,
“Ok, este es el clásico, le tengo que meter el 110%,
el 120%” o “es un juego más, vamos a darle el potencial de siempre”. Evidentemente, te tienes que preparar
de la misma manera pero siempre un clásico va a ser
muy, muy diferente justamente por esa parte de la rivalidad, por esa parte de decir, “somos
los estudiantes del Poli contra los estudiantes de la UNAM”. Entonces, inconscientemente tú te preparas para dar lo mejor o para dar
ese resultado, ¿no? Enseñar que en México hay madera, ¿no? Exactamente. Yo creo que
eso sería lo importante, enseñar que tenemos también la
garra para jugar este deporte. Es muy temprano en esta
mañana de sábado. Estamos afuera de uno de los estadios más
icónicos de la Ciudad de México. Hoy se jugará el partido el futbol
americano más importante del país. Se trata de una rivalidad que
ha existido por décadas entre el Politécnico y la
Universidad Nacional. Si eres fanático del futbol
americano en México, esta es una de las pocas veces en el año que podrás ver un partido
de tan alto nivel. Las emociones están desbordadas, el público está muy emocionado y realmente ansioso de que
ya empiece el juego. La mayoría de la gente en México conoce
este estadio debido al soccer, pero fue construido originalmente
para jugar futbol americano. El primer partido de la NFL en
Latinoamérica se jugó aquí en 1978, lo que demuestra que en México ya había
una base de fanáticos para este deporte, y fue un gran precedente para
todo lo que estaba por venir. Somos la tribuna más fiel y la afición más grande
del futbol americano. Cuando ellos gritan “¡Huélum!” y nosotros
les devolvemos un “¡Goya!”, hasta sientes cómo te vibra la piel. Cada afición apoyando
a su equipo con porristas, compañeros estudiantes y la
tan esperada oportunidad… Ese era el momento de la verdad. Me sorprendió el compromiso y entusiasmo
de los estudiantes hacia sus equipos, es algo que no sabía que
existiera en México. Los duelos Poli-Universidad han sido de los partidos más destacados y
más seguidos por la afición. Una gran rivalidad. Los muchachos que juegan futbol
americano universitario, por supesto que siguen la NFL. Siempre es el sueño de cualquier muchacho
poder llegar algún día a la NFL. Estamos en los estudios del
programa Espacio deportivo. Aquí es donde trabaja Toño de Valdés. Él ha cubierto los deportes aquí en
México por más de 30 años y cuando termine el programa,
vendrá a platicar con nosotros para decirnos por qué
es tan especial y único ser fanático de la NFL aquí en México. Toño, ¿cuál dirías tú que es el momento en el que empieza esta afición
por la NFL en México? El momento número uno es cuando empiezan las
transmisiones en televisión. Podías ver por todos lados a
los Vaqueros de Dallas. El segundo gran paso, sin duda, es cuando aparece el primer partido
de la NFL en México. Entonces, fue creciendo, creciendo,
creciendo, creciendo, hasta llegar a ser, pues, un deporte
muy, muy seguido, ¿no? La NFL ha tenido una afición
estable en México desde que sus partidos comenzaron a
televisarse a todo el país en 1967. En 1978 la NFL viajó al sur de
la frontera por primera vez. Los New Orleans Saints y
las Philadelphia Eagles, jugaron un partido de pretemporada
en el Estadio Azul, pero fue en 1994 cuando los Houston Oilers
y los Dallas Cowboys lograron imponer récord de
asistencia para la NFL con 112 000 fanáticos congregados
en el Estadio Azteca. Luego, en 2005 se jugó el primer partido de temporada
regular fuera de los Estados Unidos. El Estadio Azteca, en la Ciudad de México, vio a los Arizona Cardinals vencer
a los San Francisco 49ers frente a una multitud de
103 000 aficionados. El partido que se juega en México siempre ha sido un testimonio de la creciente pasión por el
futbol americano en el país. ¿Qué lugar tiene la afición mexicana
de americano dentro de la afición internacional? Realmente, aquí son millones los
que siguen la NFL, pues es la segunda afición
más grande del mundo. Después de Estados Unidos, encuentras en México la mayor cantidad
de seguidores de la NFL. Hay clubes de fans mexicanos para
todos los equipos de la NFL. Este año Los Angeles
Chargers y los Kansas City Chiefs, se preparan para jugar en
la Ciudad de México. Fuimos a un restaurante de
costillas barbecue para hablar con el presidente del
club de fans de los Chargers y que nos contara cómo se
volvió parte de la escena y cómo esta ha crecido en el país. Imagínate, yo pasé más de 20 años
viendo los partidos solo. Entonces, ahorita es un sueño, ¿no? Pensábamos que no existían
otros como nosotros. O sea, aquí, sobre todo en la ciudad, pero hay mucha gente en México que
es charger desde la infancia. O sea, es el mismo sentimiento
que tenemos todos. Pues, esto va a ir creciendo, va a ser una invasión charger en la
Ciudad de México todos estos días. Personas de todos los sectores sociales llevan el futbol americano en las venas. Logramos reunirnos con un
compositor y músico de blues, que tiene raíces profundas en
el futbol americano. Estamos en donde ensayan
Marc Monster & The Olives, quienes son una banda de blues de
aquí de la Ciudad de México. Marc Monster, el vocalista, es gran
un fan de los Kansas City Chiefs, así que cuando terminen de
ensayar, platicaremos con él para que nos diga cómo es ser fanático
de los Chiefs en la Ciudad de México. Así como te interesa el blues, una
tradición muy gringa de música, pues también te gusta el americano, que también es otra tradición
bastante gringa… -Claro.
-…pero deportiva, ¿no? Sí. Pláticanos un poco cómo
empieza ese interés en el americano y en tu
equipo, los Chiefs. Pues mira, como a los 7 años, más o menos, empecé a ver el futbol americano. Pero vi un partido de los
Jefes de Kansas City y me enamoré de un quarterback que
se llamaba Steve DeBerg, al que le faltaba el dedo meñique y usaba
un plástico para poder agarrar el balón, y dije, “¡Wow!”. O sea, si de por sí es difícil,
imagínate sin un dedo, ¿no? ¿Crees que la onda de los Chiefs te
haya empujado hacia el blues o fue como un interés aparte que a
ti te llamó la atención? Pues mira, quizá lo que tiene
mucho que ver es que son cosas muy menospreciadas. Entonces, este tema como
del underdog y del y del no poder y de echarle más
ganas para poder, me llama mucho la atención. Entonces, el blues tiene todo eso, ¿no? Y mañana, después de 30 años, es la primera vez que voy a
ver a mis Jefes jugar. La verdad estoy muy emocionado.¡Bienvenido a la Ciudad de México!En la Ciudad de México
en el Estadio Azteca.El juego en la Ciudad de México entre
los Chiefs y los Chargers. Va a ser espectacular, va a
ser de mucho colorido. La gente lo va a disfrutar mucho, va a
estar a reventar el Estadio Azteca, y va a ser un espectáculo. El partido de la Ciudad de México es una especie de congreso para
los fanáticos de la NFL en México. Les da la oportunidad de experimentar la emoción de un juego de la NFL
dentro de su propio país. Realmente es un evento único. O sea, estamos aquí en el pasto sagrado. En el pasto sagrado. Pues, increíble. Mira, me siento en
casa por todos lados. Es el equipo de mis amores
de futbol americano. Es el estadio de mis amores y
llevo 30 años esperándolos. Esta chamarra tiene 27 años conmigo, y es un momento épico en
mi vida, indescriptible. O sea, tenerlos aquí y estar
aquí en el campo es lo máximo, la verdad. Empecé este viaje en los Estados Unidos
y lo termino aquí. Y en esos viajes entendí que el futbol americano es mucho
más que un deporte. Es una cultura y, como tal, va más allá de cualquier barrera,
más allá de las fronteras. Ahora más que nunca, realmente logra
reunir a todo tipo de personas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *